Busca el equilibrio entre venta e imagen sin comprometer la marca

Todo pasa. La marca permanece

Comunica tus valores sin descuidar las conversiones

Conoce quién eres y hazte fuerte

Branding

Saber quiénes somos y cómo nos perciben nuestros potenciales clientes es fundamental para marcarse objetivos realistas. Para conocer el posicionamiento de marca hay que llevar a cabo tanto una análisis interno de las características de la empresa, como un análisis externo de los competidores y el mercado. Un buen posicionamiento de marca no se logra de la noche a la mañana sino que es una estrategia a largo plazo. La constancia en la forma y el contenido es vital para que la marca sea reconocida por los consumidores y se establezcan asociaciones mentales duraderas. Una marca que se gana un lugar en el top of mind del consumidor tiene mucha ventaja contra otra que no lo es. ¿A qué todos sabemos cuando un anuncio es de Coca Cola? ¿A qué identificamos perfectamente la comunicación de Audi?

Pero no solo las grandes empresas tienen un posicionamiento de marca. El restaurante italiano que hay enfrente de mi casa también tiene un posicionamiento muy claro. Tono familiar, menús infantiles, mesas grandes, tipografía alegre. Todo comunica. En el mundo del marketing es fundamental saber quiénes somos para llegar a ser quienes queremos ser. Desgraciadamente hoy en día muchas marcas modifican su comunicación y por consiguiente su posicionamiento en pro de resultados a corto plazo. Esta estrategia puede convertirse en pan para hoy y hambre para mañana. Con la marca no se juega. Y si juegas, hazlo sabiendo lo que haces. Como dijo Bassat “las marcas tienen valor porque añaden valor a las empresas que las poseen y, sobre todo, a los clientes que las adquieren”